Campaña de Dove® por la Belleza Real

Campaña de Dove<sup>®</sup> por la Belleza Real

Esta campaña inició una conversación sobre la necesidad de contar con una definición más amplia sobre la belleza, después de que el estudio demostrara que las hipótesis sobre la definición de belleza eran limitadas e inalcanzables. Entre sus conclusiones figura que sólo un 2% de las mujeres en todo el mundo se describe como guapa. Desde 2004, Dove® ha empleado diversas vías de comunicación para luchar contra los estereotipos de belleza e invitar a las mujeres a debatir sobre ello. En 2010, la campaña de Dove® evolucionó y se inició un esfuerzo sin precedentes para convertir la belleza en una fuente de confianza, no de ansiedad, a través del Movimiento Dove® por la Autoestima.

Ampliando la definición de belleza

La campaña Dove® por la Belleza Real fue creada para provocar la discusión y el debate.

En septiembre de 2004, se lanzó la Campaña por la Belleza Real, que contó con la colaboración de las conocidas ‘mujeres reales’, de las que tanto se ha hablado y cuyo aspecto físico no estaba dentro de los estereotipos habituales de belleza. Los anuncios pedían a los espectadores que juzgaran a las mujeres (¿grandes o impresionantes? ¿Con arrugas o maravillosas?), y les invitaba a votar en la web de la campaña (www.porlabellezareal.com)

En junio de 2005, Dove® dio inicio a la segunda e icónica fase de la Campaña por la Belleza Real, con un anuncio en el que aparecían seis mujeres reales, con cuerpos y curvas de verdad. Esta fase de la campaña fue creada para luchar contra el estereotipo de que sólo la delgadez es bella y dirigió a miles de mujeres a la web www.porlabellezareal.com para debatir sobre la belleza.

En septiembre de 2006, un nuevo furor mediático estalló cuando en España se prohibió que las modelos demasiado delgadas desfilaran en las pasarelas. El debate llegó al corazón de la misión de Dove® por la Belleza Real. En respuesta, Dove® produjo un cortometraje, Evolution, que representaba la transformación de una mujer real en una supermodelo, mostrando cómo se crean las percepciones irreales de la belleza.

Como muchas niñas y jóvenes desarrollan una baja autoestima a partir de obsesiones sobre su aspecto, y consecuentemente no alcanzan una vida totalmente plena, Dove® creó la Fundación para la Autoestima, que pretende actuar como agente de cambio para inspirar y educar a las mujeres en una definición más amplia de la belleza.

En febrero de 2007, siguiendo con este compromiso constante de ampliar la definición de la belleza, Dove® lanzó la tercera fase de su Campaña por la Belleza Real. El estudio global de Dove®, ‘La belleza llega con los años’, reveló que  el 91% de las mujeres entre 50 y 64 años creen que ya es hora de que la sociedad cambie su visión sobre las mujeres y el envejecimiento. La campaña celebraba la esencia de las mujeres mayores de 50 –con arrugas, marcas de la edad o pelo canoso-. Se materializó en una campaña de comunicación creada con la colaboración de la renombrada fotógrafa Annie Leibovitz.

Cuando la Campaña por la Belleza Real se centró en la idea de que las niñas son bombardeadas con imágenes irreales e inalcanzables de la belleza que impactaban en su autoestima, la marca se asoció con la industria del ocio para mostrar que, lo que estas niñas ven en películas y revistas, representa un estándar irreal de la belleza. En este sentido se creó Onslaught, una película que dramatizaba el aluvión de imágenes de belleza a las que se enfrentan las chicas.

Una nueva visión: el Movimiento Dove® por la Autoestima

En 2010, Dove® estableció una nueva visión de la marca a través del Movimiento Dove® por la Autoestima. Esta iniciativa proporciona a mujeres de todo el mundo oportunidades para educar a las generaciones futuras y celebrar la belleza real. Hay muchas formas de participar. Dove® invita a las mujeres a unirse a la marca en hacer de esta visión una realidad, para lo que ha creado programas educacionales y de construcción de la autoestima, así como actividades que fortalecen, inspiran y motivan a chicas en todo el mundo. Dove® ha llegado a más de siete millones de chicas con estos programas y tiene el objetivo de llegar a los 15 millones en 2015.

En 2011, Dove® hizo públicos los resultados de su mayor estudio hasta la fecha sobre la relación de las mujeres con la belleza: ‘La verdad sobre la belleza: una revisión’, que reveló que sólo el 4% de las mujeres se consideran guapas y que la ansiedad sobre el aspecto físico empieza cada vez más jóvenes. En el estudio, realizado a 1.200 mujeres de entre 10 y 17 años, la mayoría de las chicas, el 72%, dijo que se sienten tremendamente presionadas por ser guapas. También se reveló que sólo el 11% de las chicas se sienten cómodas utilizando la palabra ‘guapa’ para describirse, mostrando que existe un aumento universal en la presión sobre la belleza y un descenso en la confianza de las chicas cuando se hacen más mayores. Aunque los esfuerzos de Dove® han movido las agujas en la dirección correcta, hay mucho más por hacer.